Cómo ser poeta

IMG_5166b                                                                                                                           Miriam Pösz

(para recordármelo)

i

Haz un lugar para sentarte.

Siéntate. Haz silencio.

Debes depender del

afecto, la lectura, el conocimiento,

la capacidad—más de cada uno

de lo que posees—inspiración,

trabajo, envejecer, paciencia,

porque la paciencia une al tiempo

con la eternidad. Cualquier lector

que guste de tus poemas,

duda de su juicio.

ii

Respira con aire no condicionado

el aire no acondicionado.

Evita el cable eléctrico.

Comunícate lentamente. Vive

una vida tri-dimensional;

mantente alejado de las pantallas.

Mantente alejado de todo

lo que oscurezca el lugar en el que está.

No existen lugares profanos;

solo existen lugares sagrados

y lugares profanados.

iii

Acepta lo que viene del silencio.

Haz lo mejor que puedas con ello.

De las pequeñas palabras que emergen

del silencio, como rezos,

dirigidos al que reza,

haz un poema que no perturbe

el silencio del cual proviene.

Wendell Berry

Anuncios

Un comentario en “Cómo ser poeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s