Curso anual: Las moradas del amor

Starry_Night_Over_the_Rhone vgogh

“El amor es el único acto racional de una vida”, dijo el maestro y autor Stephen Levine. Esta energía primordial nos conecta con el sentido profundo y nos invita a pertenecer. ¿Pertenecer a qué? A un paisaje, a un entorno, a una idea, a un sueño, al mundo, unos a otros, a nosotros mismos. El amor es un diamante de muchas aristas: es una emoción, un sentimiento, una decisión, un trabajo, una forma de vida. Desde una mirada espiritual, es la sustancia última de la existencia. Pero lo cierto es que el amor nos pide algunos tributos, antes de devolvernos con creces la inversión. Nadie nos enseña de qué se trata ese “precio de admisión” y, como consecuencia, muchas veces vivimos alienados de su presencia, como si no nos hubiera sido dado experimentarla.

 

En este curso anual, exploraremos a fondo los hilos de esta fuerza tan primaria como desconocida. Responderemos a preguntas como:

¿Qué es el amor?

¿Cuáles son los elementos que lo constituyen?

¿Cómo distinguimos al amor del apego o la obsesión?

¿Es una realidad el amor romántico, o solo una ilusión pasajera?

¿Cuáles son los obstáculos que se interponen en el camino?

Y, sobre todo: ¿qué es lo que el amor pide de nosotros?

Estas son las diez “moradas” que visitaremos, para responder a estas y otras preguntas:

 La morada de la emoción

Las emociones son como los colores de una paleta en constante fluctuación, que tiñe nuestros días. Nos conectan con el mundo, con otras personas, con nuestros propios deseos, temores, creencias y pensamientos. Son fluidas como un río, pero si impedimos su pasaje, pueden convertirse en maremotos. Aquí aprenderemos a nombrar nuestras emociones, conocerlas a fondo y establecer con ellas -aun con las más difíciles, sobre todo con las más difíciles- una amorosa intimidad.

La morada de la visión

Podríamos pensar que el amor no requiere de la razón, pero estaríamos equivocado. Si bien la empatía es un don que traemos de la cuna, por herencia evolutiva también venimos equipados con un sensor que separa a “lo similar” de “lo diferente”, y nos hace inclinar la balanza a favor de lo primero. Para poder ejercer el amor, necesitamos poder entender y aceptar formas y visiones que no coinciden con las propias, y apelar a algo que va aún más allá que la inteligencia emocional: la inteligencia espiritual.

La morada del cuerpo

“Solo debes permitir que el animal suave de tu cuerpo ame lo que ama”, dice Mary Oliver. ¿Cuán a menudo nos damos este permiso? ¿Cuánto sabemos, siquiera, acerca de lo que ama el “animal de nuestro cuerpo”? En esta morada, exploraremos el vínculo con la naturaleza que somos: un cuerpo vibrante, inteligente, atravesado de instintos, pulsiones, y deseos de conectar.

La morada del alma

El alma es el núcleo primitivo de nuestra persona. En su caldero se cuecen las verdades profundas que se expresan en nuestros sueños, ideas, intuiciones, miedos y compulsiones. El alma vive a medias en el tiempo y en la eternidad. Esa eternidad que nos habita hace lugar para la enfermedad, el dolor, el desengaño y nuestras propias oscuridades, tomándolas como invitaciones para crecer en profundidad. Por gracia del amor, en la morada del amor alma crecemos “hacia abajo”.

La morada de la creación

Somos seres creativos por naturaleza, y necesitamos ejercer nuestra creatividad para prosperar y sentirnos a gusto con la vida y con nosotros mismos. ¿Podemos dejar que ese impulso transformador sea un conducto para el amor? Dice la poeta Mary Oliver: “Esa es la gran pregunta, la que el mundo te arroja cada mañana. Aquí estás, vivo, ¿te gustaría comentar algo?”

La morada tribal

Somos animales de manada; nos necesitamos unos a otros como el aire que respiramos. Pero a veces nos cuesta encontrar nuestro lugar en la tribu. En esta morada, exploraremos una forma del amor bautizado philia por los griegos: amor filial, o entre pares. Veremos de qué están hechos los vínculos con nuestros amigos, hermanos, compañeros. Indagaremos también en cómo podemos ampliar ese círculo de pertenencia, extendiendo la cofradía a través del activismo espiritual, una forma de acción y servicio que se parece mucho a la amistad.

La morada nupcial

Eros fue conocido en el panteón griego como el dios del amor. Pero su romance con Psique (que significa alma, espíritu, aliento, fuerza vital) denota la trascendencia de esta particular forma del amor, y nos invita a mirarlo con más amplitud y profundidad. ¿Podemos cultivar esta forma del amor -vivo, despierto, curioso, interesado- en todos nuestros vínculos? ¿Con nosotros mismos? ¿Con la vida misma?

La morada del adiós

El juego sagrado del amor implica poder unirnos con el otro en determinado momento, agradeciendo la gracia de tenernos, y en el momento siguiente, por designio de uno, de otro, o de la fortuna, poder dejarlo ir. Amar es, también, dejar partir; aquí yace el mayor de los desafíos. Veremos en qué consisten los grandes y pequeños duelos del amor, y cómo podemos atravesarlos con el corazón abierto.

La morada de la alegría

Amor es sinónimo de celebración. Pero no la celebración pasajera de un giro positivo y fortuito, ni siquiera la de un logro largamente ansiado. Estos sucesos son, por supuesto, motivo de regocijo. Pero hay una alegría más profunda, que no depende de las circunstancias cambiantes de nuestra vida, y que podemos cultivar a conciencia. En esas sagradas aguas nos zambulliremos.

La morada de la devoción

El amor es entrega. Como todo en el mundo relativo, no podremos ejercer esa entrega una vez y para siempre; deberemos volver a elegirla cada mañana. Veremos de qué herramientas podemos valernos para renovar esa promesa de amor, en los distintos aspectos de nuestra vida, con convicción y autenticidad. Así nos llama Rumi: “La nuestra no es una caravana de la desesperación. / La nuestra es una caravana de la esperanza, el perdón y el olvido. / Ven, aun si has quebrado tu voto cientos de veces. / Vuelve, una vez más, ven, ven”.

Los espero para visitar juntos estas moradas que siempre nos aguardan.

Curso anual, de frecuencia semanal, a partir de la segunda semana marzo. Martes, a las 19, en Palermo; miércoles, a las 10, en Martínez; viernes, a las 16,30, en Vicente López; sábados, a las 16, en Belgrano.

Por favor escribir a ffonde@gmail.com por días, horarios y locaciones.

¡Sean bienvenidos!

 

 

Anuncios

Naturaleza viva

casa 2

“La naturaleza no es un lugar a visitar. La naturaleza es el hogar” (Gary Snyder)

Los invitamos a compartir la jornada “Naturaleza viva”, una experiencia de comunión con el mundo natural, a la vera del río, en una hermosa isla del Delta del Paraná.

El sábado 27 de enero, nos reuniremos en Pura Vida Delta Tigre para compartir una día de trabajo con plantas silvestres medicinales y comestibles, y de intervenciones artísticas en la naturaleza (land art).

El día comenzará con un acercamiento a las formas en que nuestros antepasados de todas las culturas han transformado a las plantas que los rodeaban en alimento y medicina. Aprenderemos los nombres de las especies silvestres más comunes, las que viven en cada esquina, en cada maceta, en cada grieta de la vereda, y exploraremos el abanico de bondades que tienen para ofrecernos.

Conoceremos las preparaciones medicinales más habituales y sencillas de realizar, y diseñaremos un botiquín natural para tener en casa, listo para atender la mayoría de las dolencias y malestares cotidianos.

Luego de un relajado almuerzo al aire libre, continuaremos la jornada con experiencias de land art, una corriente de arte contemporáneo en la que el paisaje y la obra de arte se entrelazan, y en la que se recurre a la naturaleza como material para intervenir en sí misma.

land art 2land art 1

land art river

land art hombre de piedra

Últimas dos imágenes: Nils Udo
Fotos de Juanjo Ghiglione, Pura Vida Delta Tigre

Los esperamos para disfrutar de una jornada de reencuentro con nuestra naturaleza original, la que se siente en casa entre cantos y zumbidos, la que disfruta de los colores, los aromas y las textura del único verdadero hogar.

“Para superar las cumbres que vienen,

una palabra para ti y tus hijos:

Aprendan los nombres de las flores,

permanezcan juntos, 

pisen liviano.”

Gary Snyder

Facilitadoras: Mariana Attwell y Fabiana Fondevila.

Mariana Attwell es doctora en psicología (USAL), arteterapeuta (Inecat, París) y artista plástica.

Fabiana Fondevila es escritora, investigadora de las tradiciones de sabiduría y facilitadora de talleres de auto-conocimiento y espiritualidad cotidiana.

Para informarse e inscribirse: ffonde@gmail (Fabiana Fondevila) o mattwellg@hotmail.com (Mariana Attwell).

 

Taller de verano: Las doce escalas del viaje

viaje 3

El inocente. El huérfano. El guerrero. El cuidador.

El buscador. El amante. El destructor. El creador.

El regente. El mago. El sabio. El loco.

Doce energías que nos atraviesan, doce formas de estar en el mundo, doce arquetipos fundantes. Cada uno aporta virtudes, habilita una diversidad de experiencias y ahonda nuestra visión de la vida. Y, a la vez, contiene una sombra a la que conviene observar, para no terminar encarnando lo opuesto de lo que buscamos.

Estos doce arquetipos, descriptos por la educadora Carol Pearson sobre la base de la obra de Carl G. Jung y Joseph Campbell, forman parte del Viaje del héroe, esa aventura que todos emprendemos alguna vez, o muchas, en busca de nosotros mismos. Cada uno tiene una correspondencia con cierta etapa de la vida, y con las dimensiones del Ego, el alma y el Sí mismo, que en ellas se manifiestan.

En febrero, dedicaremos tres jornadas a explorar las cualidades esenciales de estos arquetipos, y nos detendremos a ver cómo se expresan -o no- en la vida de cada uno. ¿Hay arquetipos sobre-activos, que estén actuando por nosotros? ¿Hay alguno que nos habite en forma elemental, y que necesite evolucionar? ¿Cuáles arquetipos tenemos “en sombra”, sin poder disponer de su energía?

Este taller es para quienes quieran conocer en qué consisten estas energías. Para quienes ya las conozcan y quieran revisitarlas. Para quienes quieran desplegar, en el año que comienza, una energía en particular. Para quienes tengan el deseo de inaugurar el nuevo ciclo con más colores en su paleta (más opciones de conductas, actitudes, vivencias). Y, también, para quienes disfruten de intercambiar con otros impresiones sobre estas dimensiones que nos atraviesan a todos.

Los espero a todos!

Cuándo: el 3, 10 y 17 de febrero, de 16 a 19.

Dónde: En una casa con vista al jardín, en el Barrio Chino, Capital Federal.

Consultas e inscripción: ffonde@gmail.com.

 

Al encuentro con lo sagrado femenino

Tiger lily

Junto con la cantante y compositora Alicia Ciara, conformamos la Compañía de Artes Rituales, una usina de propuestas que apuntan al rescate de lo sagrado ancestral y del ejercicio de una espiritualidad cotidiana y cercana a la tierra.

Hoy lanzamos un nuevo proyecto, llamado ELLAS CANTAN, que invitará a mujeres a formar ensambles vocales, y a encontrarse con lo sagrado femenino a través del sonido de su propia voz, sonando en armonía con las de sus pares.

Cantar es, por su propia naturaleza, una forma de ir al encuentro con uno mismo. Cantar en grupo, dicen diversos estudios, tiene un efecto adicional: el de segregar “hormonas de felicidad” como dopamina, serotonina y oxcitocina, que ayudan a aliviar el estrés y la depresión, proteger nuestra salud y generar una alegría orgánica y genuina.

En este taller, aprovecharemos esos efectos e iremos un paso más allá, poniendo el foco en el rescate de cualidades tradicionalmente asociadas con lo femenino como la fluidez, la apertura a la emoción, la vulnerabilidad y la radiancia.

El repertorio que recorreremos será amplio, pero cuidadosamente seleccionado para el propósito que nos reúne. No es necesario tener experiencia musical previa, solo venir con muchas ganas de descubrir y descubrirse. Como corolario, ofreceremos los cantos amorosamente a quienes puedan necesitarlos.

Los encuentros serán los martes y jueves, de 19 a 21, en Belgrano, comenzando el martes 16 de enero. Inscripciones por mail, a artesrituales@gmail.com

A modo de invitación, les compartimos una canción llamada “Maybe”, de Robbie Robertson, que grabamos para ustedes, con la bella participación de Karen Thomas y Marina Do Pico (¡gracias!).

A no asustarse, que el trabajo grupal será en castellano.

¡Que la disfruten!

Fabiana Fondevila

 

Las artes del Mago

image001Una incursión vivencial en las antiguas tecnologías de lo sagrado

El Mago es un arquetipo que habita nuestra imaginación y nuestra vida desde que el hombre es hombre. En los comienzos se presentaba como chamán, brujo, mujer medicina. Con el tiempo fue adoptando distintas formas: alquimista, curandero, sacerdote, rabino. En su versión más moderna, podríamos buscarlo en médicos, psicólogos, coaches, counselors, docentes, sanadores, poetas, pintores, cineastas, artistas de toda clase. ¿Por qué asociarlo a tan amplio abanico de actividades? Porque la especialidad del Mago es transformar la realidad obrando un cambio en su propia conciencia, y por resonancia en las de los demás.

Dijo el escritor anglo-ruso Nikolai Tolstoy: “Los siglos van y vienen, las modas literarias pasan, pero el mago reaparece ante nosotros: cambia su forma y cambia su nombre, por momentos burlón, por momentos asombroso, pero esencialmente es el mismo personaje que voló por toda Europa ocho siglos atrás. Trampista, ilusionista, filósofo o hechicero, representa un arquetipo hacia el cual confluimos las personas en busca de guía y protección”.

¿Qué es un arquetipo? Es un patrón, una imagen o un rol profundamente arraigados en nuestro psiquismo, de carácter universal. El Mago se diferencia de otros arquetipos -como el Cuidador, el Guerrero, el Regente- porque su poder proviene de su capacidad para conectar el mundo de la materia con el del espíritu. Por eso es representado a menudo -como en la carta del Tarot- con una mano dirigida al cielo y otra apuntando a la Tierra.

Sus métodos son diversos, pero se basan en un cambio de perspectiva que le permite conectarse con niveles más profundos de la existencia. En ese sentido, y tomando prestado un término del antropólogo rumano Mircea Eliade, podríamos decir que el Mago sabe operar “la antigua tecnología de lo sagrado” para dar un giro a los acontecimientos internos y externos. Dijo el escritor de ciencia ficción Arthur C. Clark (en lo que se dio a conocer como “la tercera ley de Clark”): “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Así también, podríamos decir que la magia verdadera -la que obramos de adentro hacia afuera- es una forma de tecnología avalada por la práctica de milenios.

El mundo atribulado en el que vivimos requiere urgentemente de una legión de Magos de alta estirpe, capaces de cultivar su mente y su corazón para obrar como verdaderos agentes de cambio. A esa humilde y enorme tarea nos abocaremos.

Exploraremos los dominios en los que se mueve el Mago, representándolos como escalas en un gran mapa fantástico. Pero he aquí lo importante: ninguno de estos paisajes pertenece a una esfera lejana, accesible a unos pocos privilegiados. Se encuentran, simplemente, en un nivel más profundo de la experiencia cotidiana, donde reside el Gran Misterio, lo numinoso, lo sagrado. Y una vez que nos familiaricemos con su topografía, serán nuestros para visitar cada vez que los necesitemos.

Estas serán las escalas de nuestro viaje:

Marzo

El pico visionario: contar una nueva historia

La mirada mítica nos ofrece una perspectiva generosa de la vida, que incluye y recala en el misterio de nuestra existencia. Visto desde el llano, puede parecer que los sucesos de nuestras vidas son inconexos y del todo azarosos, pero cuando enmarcamos esos sucesos en un relato mayor, suele develarse un sentido insospechado. En este módulo conoceremos el valor de las buenas preguntas, que abren y ayudan a crecer, y aprenderemos a contar una versión de nuestras vidas que nos ayude a elegir mejor los pasos que siguen, y a mirar con “ojos de montaña” los claroscuros que son el meollo de nuestra existencia.

 

Abril

El vergel: Resalvajizarnos, volver a pertenecer

La naturaleza es el hogar y la fuente primigenia de nuestra vitalidad. Hoy apenas la visitamos (con suerte) en vacaciones, y hemos perdido la familiaridad que sentían con ella nuestros abuelos y antepasados. Volver a movernos con comodidad en el mundo, interactuando con las plantas, los pájaros, las nubes, las estrellas, nutriéndonos de ellas y devolviéndoles nuestro amor y admiración, es el desafío de este mes. Trabajaremos con plantas silvestres, exploraremos el lenguaje profundo de los pájaros, estudiaremos el cielo y haremos experiencias de campo para llevar los conocimientos al cuerpo y el corazón (donde, sin que lo supiéramos, siempre estuvieron).

 

Mayo

El jardín secreto: habitar los sentidos

La expresión de la naturaleza en nosotros es nuestro cuerpo, y también solemos vivir “alejados” de él. Comemos apurados, llenamos nuestros oídos de sonidos artificiales, tocamos materiales sintéticos que no despiertan nuestra sensualidad y habitamos espacios (oficinas, negocios, a veces incluso nuestras propias casas) que no parecen diseñados para honrar el cuerpo y su exquisita sensibilidad. La invitación es a volver a despertar nuestros sentidos -todos ellos, no solo los cinco más conocidos- y a recordarnos a conciencia cada día el asombro y el deleite de ser seres corpóreos y multifacéticos.

Junio

El río fantástico: reencender la imaginación

La imaginación es la puerta de entrada a dimensiones desconocidas de la existencia. Es el lugar de nacimiento de la creatividad y el arte, el portal a los sueños y el inconsciente, el vehículo del que se valieron las culturas originarias para viajar a mundos invisibles a los ojos. Los aborígenes australianos le dieron una importancia suprema a esta facultad, que ellos concebían como una realidad paralela, tan real como la que vivimos a ojos abiertos: el “Dreamtime”. Exploraremos diversas técnicas para ingresar en este espacio virtual y recorrerlo, y trabajaremos para integrar lo que allí descubramos sobre nosotros mismos, y sobre la vida.

Julio

El árbol del sosiego: aquietar y entrenar la mente

No podemos plasmar ningún cambio si no logramos aquietar la mente lo suficiente para poder ver con claridad. Este es el propósito de la meditación en sus muchas formas: ayudar a sustraernos por preciosos momentos del mundanal ruido (de nuestras propias mentes), y a des-identificarnos con nuestros pensamientos, emociones y sensaciones, que son pasajeros por naturaleza. Cuando hablamos de “entrenar” la mente, no nos referimos solamente al momento de estar sentados meditando, sino a la forma en que modulamos nuestro funcionamiento cerebral cada día, mediante un abanico de prácticas, para inclinarlo en dirección de la paz y la salud.

 

Agosto

El pantano: abrazar la sombra

Así como el sol tiene a la sombra de perpetua compañera, nuestra propia luz tiene un “reverso” del que no somos conscientes. Todos los contenidos difíciles o amenazantes de nuestra psiquis, así como cualidades que desconocemos o no asumimos como propias, van a parar a esa zona oscura de la que rara vez tenemos noticias. Exploraremos esos contenidos, pero también abordaremos una sombra que nos pertenece a todos, por gracia de ser humanos: la de la enfermedad, el dolor, el sufrimiento, la muerte. ¿Cómo abordar este “lado oscuro de la luna” sin cerrar el corazón ni perder la fe en que la vida igual vale la pena? A ese desafío fundante nos abocaremos.

 

Septiembre

La aldea: profundizar los vínculos

Nuestros vínculos son el pan diario de nuestras vidas, el que le da sustento, sentido y dirección a todo lo que hacemos. Pero demasiado a menudo los damos por sentado, pensando que, por ser parte de nuestra cotidianeidad, no requieren de ninguna atención especial, de ningún “trabajo”. Por el contrario, la cultura popular sostiene que si un vínculo nos resulta trabajoso, es indicio de error y conviene abandonarlo. Lo cierto es que, entre personas sanas y de buena intención, los roces y dificultades pueden ser un trampolín incomparable hacia la maduración emocional y espiritual. La pregunta es: ¿serán nuestros vínculos solo una parte amable de nuestra escenografía, o haremos de ellos un camino de evolución?

Octubre

El fuego ceremonial: ritualizar la vida

Los ritos y ceremonias han enmarcado la vida del ser humano desde los albores de la civilización. Nos han servido para conmemorar cambios de estado y pasajes, celebrar nacimientos, uniones y logros, honrar muertes y derrotas, fortalecer los lazos que nos unen. También han sido un instrumento para diferenciar lo importante de lo inconsecuente, y para marcarnos un rumbo en momentos oscuros. Este arte en gran medida se ha perdido, y los ritos que nos quedan están empobrecidos. Pero todos tenemos la capacidad de crear los propios, recrear los que ya no nos representan y volver a instalar lo sagrado en el mismísimo corazón de nuestro día. Hacia allí vamos!

Noviembre

El faro: atención, intención y otras palabras mágicas

Oriente sabe desde hace milenios que poder manejar a voluntad nuestra atención nos permite modular nuestra realidad interna y externa. Occidente a su vez ahonda en otra cualidad igual de poderosa: la intención. Ambas cualidades, unidas, pueden ayudarnos a aliviar o sanar dolores físicos y emocionales, ansiedades, angustias y adicciones. Si le sumamos a la ecuación una tercera cualidad -la entrega– podemos obrar transformaciones, en nosotros mismos o en el mundo, que a todas luces parezcan milagrosas. Pero no son acciones sobrenaturales o esotéricas, son herramientas propuestas por las tradiciones de sabiduría que hoy las neurociencias estudian y validan. Ya lo dijimos: toda tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia. Esto es lo que pondremos a prueba.

Diciembre

El océano infinito: abrir el corazón

Todos los ríos confluyen aquí. El corazón es el lugar donde el ser humano siempre ha situado sus emociones más profundas, sus intuiciones, su contacto con lo divino. Hasta tiempos no tan remotos, cuando se preguntaba a las personas dónde residía su identidad, se tocaban el centro del pecho. Hoy, con nuestra cultura racionalista y cientificista, tendemos a señalarnos el área detrás de la frente. En este módulo exploraremos la geografía del corazón, ese órgano físico, emocional, energético y espiritual que nos mantiene vivos y conectados a lo esencial. Veremos las prácticas que lo nutren, los hábitos y actitudes que lo dañan, y la vida que -en su idioma profundo, sutil y mayormente silencioso- nos invita a vivir.

 

Informes e inscripción: ffonde@gmail.com

Plasmar el año deseado

12346600_10208273944716165_3661774644461674402_nEn este primer taller del año, exploraremos formas de contactar los deseos más profundos del corazón, e indagaremos en los obstáculos que se interponen en el camino de su concreción.

A veces estos deseos nos piden disciplina, compromiso y hasta algún grado de sacrificio, pero nos recompensan con una clase de satisfacción que no se compara con ningún placer pasajero.

Compartiremos ejercicios que combinan conocimientos de las neurociencias con antiguas prácticas visionarias, y que ayudan a hacer lugar en nuestro interior, y en el mundo, para dar a luz a aquello que vinimos a hacer. Como siempre, la magia radicará en un sutil pero trascendente cambio de perspectiva.

Este taller obra de introducción al curso anual, llamado “Las artes del Mago”, cuyo programa estará disponible a la brevedad. Pero puede tomarse independientemente de participar o no en el curso.

Los espero!

Dos opciones de fechas:

Sábado 4 de febrero, 16 a 19 horas / Sábado 11 de febrero, 16 a 19 horas.

Detalles e inscripción: ffonde@gmail.com

 

 

El viaje de tu vida

Finding-Joe-1

“Sigue tu dicha y se abrirán puertas para ti donde solo habían paredes”

Joseph Campbell

¿Qué mapa de ruta estamos siguiendo?

¿Qué clase de historia estamos contando?

¿Qué nuevos capítulos aguardan ser escritos?

¿Qué hace nacer lo mejor de nosotros?

 Estas y otras tantas preguntas guiarán nuestra exploración en este taller anual, que tiene un fin tan sencillo como ambicioso: ayudarnos a ser cada día más plenamente nosotros mismos. Esto significa: conquistar ese estado del ser donde nos sentimos a gusto con quien somos, con buenas dosis de confianza, entereza, autenticidad, vitalidad y alegría de vivir.

Para lograr este fin habrá que zambullirse en las recodos más íntimos de nuestro ser, donde el alma late y espera. El verdadero camino del héroe es siempre un camino hacia adentro, pero el final del recorrido nos invitará a volver al mundo y compartir el tesoro hallado en penumbras con quienes esperan arriba: la comunidad de nuestros seres queridos.

En las sociedades tradicionales, se considera que una persona mayor permanece joven si mantiene vivos sus sueños y su don de imaginar nuevos escenarios. En este viaje al mundo interior de cada uno iremos en busca de esa eterna fuente de nutrientes. Lo haremos de la mano de ejercicios de autoexploración con el cuerpo, la escritura, la reflexión sobre ideas novedosas y las siempre eficaces artes rituales, que nos traen el recuerdo de lo extático.

 También hará lo suyo el poder multiplicador del grupo: está comprobado que un entorno de pares afines acelera el movimiento interior y el crecimiento en cualquier exploración. Al reunirnos una vez por semana, daremos chance a que el grupo vaya obrando su magia.

Tomaremos como eje estructurante los 12 arquetipos de la autora y educadora Carol Pearson, que detallan el desarrollo psicológico y espiritual del ser humano.  Cada uno encierra aspectos de nuestra persona que pueden estar más o menos activos, pero que siempre piden ser integrados. “Nada es tan importante como saber de acuerdo a qué mito estamos viviendo”, dijo Carl G. Jung. Los arquetipos y su manifestación en nuestras vidas -abordados en una disciplina conocida como mitología personal– son un camino muy directo para averiguarlo.

Como siempre, la mitología y sus saberes será nuestra música de fondo. En esas ricas historias a muchas voces, hallaremos el reflejo de nuestro heroico camino en pos del auto-descubrimiento y la plenitud.

¡Así sea!

Marzo

El inocente – El huérfano

La energía de los comienzos, con su promesa y su optimismo. El desencanto que lleva al realismo y el riesgo de la victimización. Luces y sombras de un niño interior que sigue más vivo de lo que parece.

Abril

El guerrero

Nuestro aliado al momento de enfrentar dificultades y superar obstáculos. El desafío de discernir coraje de obstinación y autoafirmación de egoísmo.

Mayo

 El cuidador

El reservorio de nuestro altruismo y generosidad, pero también de la co-dependencia y el auto martirio. Un arquetipo esencial a nuestra humanidad, siempre y cuando no se tergiverse.

Junio

El buscador

Siempre dispuesto a enfrentar lo desconocido, es el arquetipo que mejor encarna el Viaje del héroe. Pero su incansable curiosidad puede dejarnos en el lugar del “eterno inconformista”, incapaz de comprometerse ni de dejar de hacer.

Julio

El amante

Adalid de todos los amores, este arquetipo nos invita a enamorarnos, incluso del amor. Pero también puede dejarnos atrapados en la eterna persecución de nuestra completitud. Tendremos que valernos de otros arquetipos, y un Amante equilibrado, para convertirnos en verdaderos individuos.

Agosto

El destructor

La fuerza que nos permite soltar lo que ya no nos sirve, y desenvainar la espada para dar por tierra con lo que nos hace mal (a nosotros, nuestros seres queridos, o al mismísmo mundo). Vituperado y malentendido, este arquetipo es parte crucial de la caja de herramientas para una buena vida.

 

Septiembre

El creador

Fuente de todo alumbramiento, este patrón es nuestro aliado en la tarea de recrear la vida. Pero requiere de nosotros un voto de confianza que muchas veces cuesta dar, y una tenacidad capaz de convertir brillantes pero efímeras ideas en valiosas e imperfectas realidades.

 

Octubre

El regente

¿Somos capaces de tomar responsabilidad por nuestras vidas? ¿Aspiramos a conquistarnos a nosotros mismos, o vamos por la dominación de los demás? El éxito en toda empresa dependerá de un regente interno activo, potente y sano.

Noviembre

El mago

Su arte es la transformación (de personas o situaciones) y ese es, también, su mayor temor. En el hábil manejo de este arquetipo reside gran parte de nuestro poder en la vida.

Diciembre

El sabio- El loco

La búsqueda de la verdad y la visión verdadera, sin juicios, arrogancia ni dogmatismos. La capacidad de disfrutar sin tener que probarle nada a nadie, la exuberancia y la libertad. El final del camino no es fácil y solo se consigue con trabajo consciente y compromiso. ¡Pero bien que vale la pena!

Los espero para explorar el hilo subterráneo que une nuestras vidas en este gran camino: el de la maduración valiente y la celebración de la vida, sin importar lo que esta nos proponga. Es un camino para héroes y heroínas, sí, ¡y nos invita a todos!

Para saber más o inscribirse, escribir a ffonde@gmail.com o llamar al 156 812-4444.