Las moradas del amor

las moradas

“El amor es el único acto racional de una vida”, dijo el maestro y autor Stephen Levine. Esta energía primordial nos conecta con el sentido profundo y nos invita a pertenecer. ¿Pertenecer a qué? A un paisaje, a un entorno, a una idea, a un sueño, al mundo, unos a otros, a nosotros mismos. El amor es un diamante de muchas aristas: es una emoción, un sentimiento, una decisión, un trabajo, una forma de vida. Desde una mirada espiritual, es la sustancia última de la existencia. Pero lo cierto es que el amor nos pide algunos tributos, antes de devolvernos con creces la inversión. Nadie nos enseña de qué se trata ese “precio de admisión” y, como consecuencia, muchas veces vivimos alienados de su presencia, como si no nos hubiera sido dado experimentarla.

En este curso, exploraremos a fondo los hilos de esta fuerza tan primaria como desconocida. Responderemos a preguntas como:

¿Qué es el amor?

¿Cuáles son los elementos que lo constituyen?

¿Cómo distinguimos al amor del apego o la obsesión?

¿Es una realidad el amor romántico, o solo una ilusión pasajera?

¿Cuáles son los obstáculos que se interponen en el camino?

Y, sobre todo: ¿qué es lo que el amor pide de nosotros?

Estas son las diez “moradas” que visitaremos -pueden tomarse en forma individual, o de corrido- para responder a estas y otras preguntas vitales.

 La morada de la emoción

Las emociones son como los colores de una paleta en constante fluctuación, que tiñe nuestros días. Nos conectan con el mundo, con otras personas, con nuestros propios deseos, temores, creencias y pensamientos. Son fluidas como un río, pero si impedimos su pasaje, pueden convertirse en maremotos. Aquí aprenderemos a nombrar nuestras emociones, conocerlas a fondo y establecer con ellas -aun con las más difíciles, sobre todo con las más difíciles- una amorosa intimidad.

La morada de la visión

Podríamos pensar que el amor no requiere de la razón, pero estaríamos equivocados. Si bien la empatía es un don que traemos de la cuna, por herencia evolutiva también venimos equipados con un sensor que separa a “lo similar” de “lo diferente”, y nos hace inclinar la balanza a favor de lo primero. Para poder ejercer el amor, necesitamos poder entender y aceptar formas y visiones que no coincidan con las propias, y apelar a algo que va aún más allá que la inteligencia emocional: la inteligencia espiritual.

La morada del cuerpo

“Solo debes permitir que el animal suave de tu cuerpo ame lo que ama”, dice Mary Oliver. ¿Cuán a menudo nos damos este permiso? ¿Cuánto sabemos, siquiera, acerca de lo que ama el “animal de nuestro cuerpo”? En esta morada, exploraremos el vínculo con la naturaleza que somos: un cuerpo vibrante, inteligente, atravesado de instintos, pulsiones, y deseos de conectar.

La morada del alma

El alma es el núcleo primitivo de nuestra persona. En su caldero se cuecen las verdades profundas que se expresan en nuestros sueños, ideas, intuiciones, miedos y compulsiones. El alma vive a medias en el tiempo y en la eternidad. Esa eternidad que nos habita hace lugar para la enfermedad, el dolor, el desengaño y nuestras propias oscuridades, tomándolas como invitaciones para crecer en profundidad. Por gracia del amor, en la morada del amor alma crecemos “hacia abajo”.

La morada de la creación

Somos seres creativos por naturaleza, y necesitamos ejercer nuestra creatividad para prosperar y sentirnos a gusto con la vida y con nosotros mismos. ¿Podemos dejar que ese impulso transformador sea un conducto para el amor? Dice la poeta Mary Oliver: “Esa es la gran pregunta, la que el mundo te arroja cada mañana. Aquí estás, vivo, ¿te gustaría comentar algo?”

La morada tribal

Somos animales de manada; nos necesitamos unos a otros como el aire que respiramos. Pero a veces nos cuesta encontrar nuestro lugar en la tribu. En esta morada, exploraremos una forma del amor bautizado philia por los griegos: amor filial, o entre pares. Veremos de qué están hechos los vínculos con nuestros amigos, hermanos, compañeros. Indagaremos también en cómo podemos ampliar ese círculo de pertenencia, extendiendo la cofradía a través del activismo espiritual, una forma de acción y servicio que se parece mucho a la amistad.

La morada nupcial

Eros fue conocido en el panteón griego como el dios del amor. Pero su romance con Psique (que significa alma, espíritu, aliento, fuerza vital) denota la trascendencia de esta particular forma del amor, y nos invita a mirarlo con más amplitud y profundidad. ¿Podemos cultivar esta forma del amor -vivo, despierto, curioso, interesado- en todos nuestros vínculos? ¿Con nosotros mismos? ¿Con la vida misma?

La morada del adiós

El juego sagrado del amor implica poder unirnos con el otro en determinado momento, agradeciendo la gracia de tenernos, y en el momento siguiente, por designio de uno, de otro, o de la fortuna, poder dejarlo ir. Amar es, también, dejar partir; aquí yace el mayor de los desafíos. Veremos en qué consisten los grandes y pequeños duelos del amor, y cómo podemos atravesarlos con el corazón abierto.

La morada de la alegría

Amor es sinónimo de celebración. Pero no la celebración pasajera de un giro positivo y fortuito, ni siquiera la de un logro largamente ansiado. Estos sucesos son, por supuesto, motivo de regocijo. Pero hay una alegría más profunda, que no depende de las circunstancias cambiantes de nuestra vida, y que podemos cultivar a conciencia. En esas sagradas aguas nos zambulliremos.

La morada de la devoción

El amor es entrega. Como todo en el mundo relativo, no podremos ejercer esa entrega una vez y para siempre; deberemos volver a elegirla cada mañana. Veremos de qué herramientas podemos valernos para renovar esa promesa de amor, en los distintos aspectos de nuestra vida, con convicción y autenticidad. Así nos llama Rumi: “La nuestra no es una caravana de la desesperación. / La nuestra es una caravana de la esperanza, el perdón y el olvido. / Ven, aun si has quebrado tu voto cientos de veces. / Vuelve, una vez más, ven, ven”.

Los espero para visitar juntos estas moradas que siempre nos aguardan.

Curso anual, de frecuencia semanal, a partir de la segunda semana marzo. Martes, a las 19, en Las Cañitas; miércoles, a las 10, en Martínez; viernes, a las 16,30, en Vicente López; sábados, a las 16, en Belgrano.

Por favor escribir a ffonde@gmail.com por días, horarios y locaciones.

¡Sean bienvenidos!

 

 

Anuncios

Taller de verano: Las doce escalas del viaje

viaje 3

El inocente. El huérfano. El guerrero. El cuidador.

El buscador. El amante. El destructor. El creador.

El regente. El mago. El sabio. El loco.

Doce energías que nos atraviesan, doce formas de estar en el mundo, doce arquetipos fundantes. Cada uno aporta virtudes, habilita una diversidad de experiencias y ahonda nuestra visión de la vida. Y, a la vez, contiene una sombra a la que conviene observar, para no terminar encarnando lo opuesto de lo que buscamos.

Estos doce arquetipos, descriptos por la educadora Carol Pearson sobre la base de la obra de Carl G. Jung y Joseph Campbell, forman parte del Viaje del héroe, esa aventura que todos emprendemos alguna vez, o muchas, en busca de nosotros mismos. Cada uno tiene una correspondencia con cierta etapa de la vida, y con las dimensiones del Ego, el alma y el Sí mismo, que en ellas se manifiestan.

En febrero, dedicaremos tres jornadas a explorar las cualidades esenciales de estos arquetipos, y nos detendremos a ver cómo se expresan -o no- en la vida de cada uno. ¿Hay arquetipos sobre-activos, que estén actuando por nosotros? ¿Hay alguno que nos habite en forma elemental, y que necesite evolucionar? ¿Cuáles arquetipos tenemos “en sombra”, sin poder disponer de su energía?

Este taller es para quienes quieran conocer en qué consisten estas energías. Para quienes ya las conozcan y quieran revisitarlas. Para quienes quieran desplegar, en el año que comienza, una energía en particular. Para quienes tengan el deseo de inaugurar el nuevo ciclo con más colores en su paleta (más opciones de conductas, actitudes, vivencias). Y, también, para quienes disfruten de intercambiar con otros impresiones sobre estas dimensiones que nos atraviesan a todos.

Los espero a todos!

Cuándo: el 3, 10 y 17 de febrero, de 16 a 19.

Dónde: En una casa con vista al jardín, en el Barrio Chino, Capital Federal.

Consultas e inscripción: ffonde@gmail.com.

 

Donde vive el asombro

Donde vive el asombro (Grijalbo)Con tantísima alegría les comparto por aquí la tapa de mi nuevo libro “Donde vive el asombro”. Espero que disfruten del mapa que propone, con nueve territorios fértiles en descubrimientos y desafíos. Cada territorio tiene una introducción teórica, con la descripción del paisaje, y luego prácticas sugeridas para recorrerlo a fondo. Se puede ingresar al mapa por donde uno quiera, y volver (a retomar las prácticas) las veces que se necesite.

El libro llega a las librerías oficialmente mañana, pero ya hoy puede conseguirse en la Feria del Libro, Yenny y Cúspide.

Les comparto algunos links donde pueden conseguirlo fácilmente:

http://www.cuspide.com/9789502811659/Donde+Vive+El+Asombro

https://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-721961887-donde-vive-el-asombro-fondevila-fabiana-_JM

Y también en el sitio de Random House, donde ya está disponible la versión online, y donde pueden leer un anticipo:

https://www.megustaleer.com.ar/libros/donde-vive-el-asombro/MAR-013864

Ojalá que lo disfruten, que los acompañe en sus exploraciones, y que me vayan contando cómo les va en el recorrido. El mapa, finalmente, lo construimos con las huellas de todos. Felices viajes!

 

 

 

 

 

Canto inuit

amanecer Miri

Y recordé una vez más

mis pequeñas aventuras

mientras el viento de la costa me llevaba

mar adentro en mi kayak

y sentía el peligro.

 

Mis lágrimas,

esas pequeñas que pensé tan grandes

por todas las cosas vitales

que tenía que lograr y conseguir.

 

Y sin embargo, hay solo

una cosa grande.

La única cosa.

Vivir para ver, en chozas y en travesías,

el gran día que amanece,

y la luz que llena el mundo.

 

Canto tradicional del pueblo Inuit
Traducción: Fabiana Fondevila

Elegir la paleta del año

paint-2924891_1280

En este taller unitario, veremos de qué manera podemos apoyarnos en ciertas emociones, y en ciertos arquetipos, para elegir la tonalidad que queremos imprimirle al año que comienza.

Solemos arrancar el año haciendo planes, fijándonos objetivos y decidiendo qué actividades encarar, y cuáles suspender, tomando como base -sin saberlo- las imposiciones del afuera, y sin detenernos demasiado a consultar con la intuición profunda.

En este encuentro teórico-vivencial, nos apoyaremos en tres arquetipos del viaje del héroe -Destructor, Amante, Creador- para dar forma al año que quiere nacer, desde la imaginación profunda y el llamado del alma.

Sábado 3 de marzo, de 16 a 19.

Consultas e inscripción a ffonde@gmail.com

¡Los espero!

 

 

 

 

Naturaleza viva

casa 2

“La naturaleza no es un lugar a visitar. La naturaleza es el hogar” (Gary Snyder)

Los invitamos a compartir la jornada “Naturaleza viva”, una experiencia de comunión con el mundo natural, a la vera del río, en una hermosa isla del Delta del Paraná.

El sábado 27 de enero, nos reuniremos en Pura Vida Delta Tigre para compartir una día de trabajo con plantas silvestres medicinales y comestibles, y de intervenciones artísticas en la naturaleza (land art).

El día comenzará con un acercamiento a las formas en que nuestros antepasados de todas las culturas han transformado a las plantas que los rodeaban en alimento y medicina. Aprenderemos los nombres de las especies silvestres más comunes, las que viven en cada esquina, en cada maceta, en cada grieta de la vereda, y exploraremos el abanico de bondades que tienen para ofrecernos.

Conoceremos las preparaciones medicinales más habituales y sencillas de realizar, y diseñaremos un botiquín natural para tener en casa, listo para atender la mayoría de las dolencias y malestares cotidianos.

Luego de un relajado almuerzo al aire libre, continuaremos la jornada con experiencias de land art, una corriente de arte contemporáneo en la que el paisaje y la obra de arte se entrelazan, y en la que se recurre a la naturaleza como material para intervenir en sí misma.

land art 2land art 1

land art river

land art hombre de piedra

Últimas dos imágenes: Nils Udo
Fotos de Juanjo Ghiglione, Pura Vida Delta Tigre

Los esperamos para disfrutar de una jornada de reencuentro con nuestra naturaleza original, la que se siente en casa entre cantos y zumbidos, la que disfruta de los colores, los aromas y las textura del único verdadero hogar.

“Para superar las cumbres que vienen,

una palabra para ti y tus hijos:

Aprendan los nombres de las flores,

permanezcan juntos, 

pisen liviano.”

Gary Snyder

Facilitadoras: Mariana Attwell y Fabiana Fondevila.

Mariana Attwell es doctora en psicología (USAL), arteterapeuta (Inecat, París) y artista plástica.

Fabiana Fondevila es escritora, investigadora de las tradiciones de sabiduría y facilitadora de talleres de auto-conocimiento y espiritualidad cotidiana.

Para informarse e inscribirse: ffonde@gmail (Fabiana Fondevila) o mattwellg@hotmail.com (Mariana Attwell).

 

Plegaria

luna clara firmada

Que podamos ser fieles a la alegría del cuerpo, cuya forma es el abrazo.
Que podamos dar cobijo, amparo, sustento. Palabra, caricia, reparo.
Que podamos albergar el miedo, la tristeza, el enojo, esos hijos huérfanos en busca de abrigo.
Que podamos celebrar a los que no están, porque ya nada puede quitárnoslos.
Que podamos decirnos lo indispensables que somos, unos para otros. Y como -aun sin tenernos-, nos tenemos.
Que podamos soltar lo que no pudimos, y ver la ternura en los intentos.
Que podamos perdonar y perdonarnos, como quien suelta una piedra a un río brioso, que fluye de todos modos.
Que podamos reconocer el amor que somos, aunque no lo sepamos y apenas lo expresemos.
Que podamos ver ese amor multiplicado en el gran prisma de corazones (los más cercanos, los más lejanos).
Que podamos vivir en el asombro, ya que sobran las razones:
porque el sol, porque la luna, porque nosotros.
Inmensos, minúsculos: uno.

F.F.